¿Por qué uno deja de escribir cosas interesantes en su blog?

febrero 1, 2013 Reflexiones de la vida

Actualmente me encuentro en la fase tres de cinco fases que cualquier blogger aparentemente atraviesa según un estudio de la Universidad Autónoma de Valencia en el año 2009.
Este estudio postula que el cerebro humano pasa por una serie de facetas de negación al escribir un blog por el sencillo hecho de que no está diseñado para escribir un blog y el hecho de que muchos de los blogs son un páramo desierto o incoherente en el ciberespacio es un tema de evolución y es de lo más natural.
El cerebro humano explica el el doctor Gonzalo Salpica, experto en neurociencias,

“escribir un blog es muy parecido a lo que sucede con un noviazgo, al principio todos son sonrisas y felicidad, después uno atravieza por una etapa de crisis, si se supera esta fase de crisis es problable que pueda alargar la experiencia un poco más para volver a entrar a un momento de euforia que irremediablemente atravezará por momentos de crisis”

Básicamente que tienes que superar la crisis seguida de la euforia y la euforia seguida por la crisis aproximadamente 4 veces en un periodo aproximado de 1 año y para lograr sellar el proceso (lo que el Doctor Sapica llama “el pacto”) con un colaborador o más que te permita sanear el proceso de frustración y conciliación continuo que representa escribir un blog.

Cerebro mientras bloggeas

El estudio también mencionaba que desde que Matt Mullenweg en 2003 había popularizado la publicación de blogs más profesionales con la creación de Wordpress el promedio de jóvenes menores de 30 años con problemas de hipertensión causada por los trolls (o bullys cibernéticos) se había triplicado en un periodo menor a los tres meses, lo cual añadía un factor más de riesgo, a la ya de por sí complicada labor de escribir un blog. Según un estudio realizado por la revista sueca Melena (algo así como la revista Esquire pero para geeks) el número de ataques trolls en los blogs personales es 5 veces más comunes que en cualquier otro medio, exceptuando twitter.

El estudio terminaba concluyendo que escribir un blog es un proceso difícil y que requiere una disciplina a la que los jóvenes post pos-modernos muchas veces no están preparados y que a pesar de que muchas plataformas de microbloging como Tumblr ofrecen estímulos más inmediatos y un modo de publicación más dinámico no se pueden comparar con el estímulo de tener una audiencia que está dispuesta a leer hasta la última palabra aunque esté lleno de información que no llegue a ningún lugar.