Modas viejas que nunca deberían haber estado de moda

febrero 17, 2014 Reflexiones de la vida Etiquetas:

El tiempo pasa y a veces para bien. Y este es mi listado de las cosas que agradezco que ya pasaron de moda, no sé cuál me da más hueva o cuál es más nefasta pero acá dejo testimonio de estas cosas que yo recuerdo alguna vez fueron el hit.

1.- Meterse ácidos y tener juguetes de elfo
Corría el año 1999 y el saiko estaba pegando duro en algo que era una mezcla de vanguardia europea y concierto masivo naco, atascado y lodoso.
La gente (y lo triste que aqui había de todo, no solo jóvenes que tienen como excusa ser jóvenes y pendejos) se reunía en estas bacanales dionisacas modernas a comer ajos, inhalar pegamento, fumar mota, escuchar música estridente-repetitiva e incumplir con básicamente todas las normas de higiene durante periodos super prolongados. Producto de esto fue gente que se adueñó (o se clavaron mucho con Toy Story no lo sé) el culto a las hadas, elfos y a los duendes, estas aberraciones, recuerdo a más de una chica forever decir, que tenían vida propia, se movían cuando nadie los veía y se convirtieron en sus compañeros inseparables hasta bien entrado la primera década del dos mil, aun quedan alguna gente con fritura cerebral de aquella época que ahora parece lejana y otros que aun siguen paseando a sus amigos trolls por la vida en la Alameda central escuchando dance with the devil.
elfos-saikos-horribles-ravers

2.- Cabello con harto gel peinado de copete de picos
También durante el infame año 1999 y la grasa facial propia de los pubertos era lo que se usaba como fijador natural de cabello, yo apenas estaba descubriendo que la gente se podía peinar (cosa que olvidé años después), y mis asesores de moda en aquel momento me dijeron que lo más era peinarse con gel un copete que podía perfectamente simbolizar la estatua de la libertad, era el peinado para ir elegante a las fiestas en las que te daba pena acercarte a las mujeres y optabas por pelearte con tus amigos o bailar de forma ridícula hasta que tu playera de Korn se te llenara de sudor.
peinados-horribles-gel

3.- El Ska
Ser skato alguna vez fue algo que no era exclusivo de albañiles pubertos amantes de grupo Haragán. Así es, alguna vez el ska fue mainstream e ir a los conciertos de Panteón Rococó, El inspector (ya no hablemos de Los Cadillacs, porque ir a ver a los Cadillacs era como ir a ver a Daft Punk a Berlin) era de la gente cool y progresiva. Bien a bien no recuerdo qué años fue este auge en el que la gente se vestía con las cosas que venden en el tianguis de las que no usarías ni de disfraz hoy en día, escuchaba ska para relajarse, andaba en patineta para hacer deporte y dedicaba canciones románticas de regué a sus enamoradas con pinta de cholas.
skato-ska

4.- Odiar a los comunistas
1968 era el año para ser pandillero de la calle y ser un rojillo a menos de que quisieras ir de listo a salvar a los pobres en San Miguel del pueblo lejano. Es difícil pensarlo pero la gente se odiaba por su ideología política, mataban a machetazos a la gente que consideraban comunistas porque les quitarían sus creencias, una locura en fin. Afortunadamente ahora México es un paraíso donde todos se aman, los de izquierdas y los de derechas, los homófobos, antiabortistas, machistas retrógradas, ultrareligiosos, despotas adinerados que llaman nacos a las personas que tienen ideas de izquierda son cosa del pasado, que alivio.
canoa-comunistas-buagh

5.- Los rosarios con camiseta abierta
Es ahora la segunda mitad de la década de los dos miles y las discotecas como el alebrije formaron a una generación de retrasados mentales que al parecer no logran coordinar sus manos lo suficiente como para abrocharse más de tres botones de sus camisas, dejando ver sus pechos enmarcados con un rosario que a parte de ser un acto de rebeldía muy extraño puede ser peligroso pues estas personas están constantemente peleándose cuando es el momento de salir de sus discotecas y el tener algo al rededor de sus cuellos que puede ser fácilmente usado para someterlos…pues no sé no lo considero una buena idea…pero ese soy yo.
mirrey-mirreyando-duro

6.- La trova
Durante la explosión de ska que menciono en el punto 3 hubo una contracorriente alimentada que aunque es posible de creer fue peor el sentimiento de la trova dando la importancia a personas que solo con sus voces y sus guitarras hicieron soñar durante un fugaz momento a pubertas de secundaria técnica que fantaseaban en secreto con Arjona y se peinaban su largo cabello con mucho gel, gracias a todos los santos (y en específico a San Judas Tadeo) eso ha cambiado, ahora son amantes de Justin Bieber y de Henry Mendez por igual.
trova-trovisima

7.- Las camisetas Lacoste
El atuendo del mirrey encontró su accesorio paradigmático, una prenda casual, sencilla, que costaba un lanal. Era como decir, “mira naco soy megacasual, me visto como campeón de tenis adicto a la coca en su tiempo libre”.
Estas maravillas de la alta costura se volvieron tan populares que la gente no se las quitaba ni para coger. Las copias piratas no se hicieron esperar, y ahí me encontraba yo, era 2008, ya se me había olvidado como peinarme y estaba hecho un vagabundo viviendo con un amigo que salió con una puntada genial: abrir un puesto en Pericoapa donde vendería un cargamento de camisetas Lacoste bastante original, así es que cada domingo durante casi un año vendimos la ficción de que serían igual de poderosos que algún fresa de lomas de Chapultepec por solo un 15% de su valor original, en defensa de la humanidad puedo decir que yo personalmente no logré vender ninguna.
lacoste-original-segun-canton

8.- Odiar a los Emos
El lamentable momento en el que todo México decidió hacerle bulling a las criaturas más inocentes que ha dado a luz la fauna de la zona Rosa fue poco después de que los stocks de Suburbia de jeans ajustados de tubo y sus planchas de pelo las empezaron a agotar adolescentes debiluchos con hambre de autodestrucción, pequeñas seres que se pintaban las uñas de negro y llevaban vidas interiores más duras que las de Ana Frank.
Es fácil que te caigan mal los Emos, y es aun más fácil ser un imbécil, porque por más que puedan caer mal nunca le hicieron daño a nadie durante su fugaz existencia. Si quieren sentirse un poco mal y perder lo poco de fe que les quedaba en la humanidad busca “golpiza emo en youtube” y encontrarás una variedad de videos de ataques a emos, entenderás porqué las personas que agreden emos me caen mucho mucho mucho mucho mucho peor que los Emos..chale el odio así es muy naco.
dude-emo-hate

¿Y ustedes qué modas, agradecen que hayan acabado o creen que deberían de pasar de moda?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.